Antiinflamatorios naturales para la boca


Las aftas ( o úlceras ) bucales, el dolor de muelas , las pequeñas infecciones o  las encias inflamadas son las causas más comunes de dolor en la zona de la boca que nos pueden pedir buscar algún antiinflamatorio natural para la boca.

Antes que nada, debo recordarte que la boca es sagrada, así que antes de iniciar ningún tratamiento con antiinflamatorios naturales deberías ir a ver a tu médico habitual para la boca (o como mínimo a tu médico de cabecera) y mirar si es conveniente el uso de estos tratamientos o se debería tirar por otros lados. Recordad que una infección grave en la boca puede ser síntoma de problemas mayores (anemia o problemas del sistema inmune por ejemplo) y puede desencadenar en problemas graves (infección generalizada) si no se trata adecuadamente. Avisados estaís.

Los antiinflamatorios naturales para el caso de pequeños lesiones, infecciones o dolores en la boca deberían atacar por 4 lados diferentes:
- Astringencia: Es decir, secar y curar la herida.
- Desinfección: Se debe eliminar la posibilidad que la herida se infecte.
- Desinflamación: A fin de que se vaya curando y las molestias sean las mínimas.
- Analgésico: Para evitar el dolor en esta zona tan delicada.

Que antiinflamatorios naturales podemos usar con estas características para la boca?

Cuando tenemos dolor en la boca automáticamente deberíamos incrementar en la dieta los siguientes elementos (o incluso ponerlos directamente sobre la herida o inflamación) :
-Ajo: Es un potentísimo bactericida y antiinflamatorio natural. No da el mejor aliento, pero cura las heridas rápidamente.
-Té Verde: El té en general  y el verde en concreto es conocido por su astrigencia y su capacidad antiinflamatoria, así que una vez te hayas hecho la infusión , puedes aprovechar la bolsita de té para ponerla justo encima de la llaga o inflamación y dejarla ahí por unos minutos.
-Manzana: La manzana tiene una gran capacidad astringente, así que si tomas de postre en todas las comidas un poco de manzana estarás promocionando que tus pequeñas heridas bucales puedan curar a mayor velocidad.
-Jengibre: Es un gran desinfectante y antiinflamatorio.
-Pimienta de Cayena: Pica, mucho. Hace sudar y llorar, pero, desinflama, es astringente, cicatriza, tiene efectos antisépticos y ayuda a calmar el dolor.. eso si, recordarlo.. pica :).
-Arándanos ( y otros frutos del bosque): Tiene una gran cantidad de vitaminas que pueden contribuir a combatir las causas de las aftas o inflamaciones.

Deberíamos eliminar las carnes rojas y los azúcares, por motivos obvios.

Si ni así vemos mejoría, o es poca, podemos empezar con los pesos pesados, aplicándonos directamente sobre la lesión o zona inflamada los siguientes productos:
-Limón: Aporta gran cantidad de vitamina C , así como antioxidantes y antiinflamatorios que ayudan en la curación de la inflamación o de la herida.
-Salsa de cayena antiinflamatoria: Miel + Pimienta de Cayena + Cúrcuma . Dulce y picante, y lo mejor de todo, puede llegar a curar las aftas en un día, si no lo crees, pruébalo.
-Aloe vera: La pulpa del aloe vera se conoce por sus altas capacidades regenerativas, así que nos puede servir de utilidad para curar con más rapidez la herida que tengamos en la boca.
-Clavo de olor: En infusión, esta planta puede aliviar un poco el dolor de la inflamación.
-Canela: La canela aparte de antiinflamatoria es muy astringente, es decir, seca las heridas y las ayuda a cicatrizar. Un trocito de tronco de canela sobre la herida ayudará mucho en su curación.

Evidentemente con esta lista puedes hacer todas las combinaciones que te apetezcan a fin de conseguir los efectos que deseas y que no sea un suplicio tomarlo ( te recomiendo el zumo antiinflamatorio que publiqué hace un tiempo, que para problemas orales va fenomenal).

Espero que os haya servido de ayuda, nos vemos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...