Carne Roja

Durante mucho tiempo se ha considerado muy alimenticia por su elevado contenido en vitaminas y minerales, además de ofrecer cantidad de proteínas que favorecen la creación de músculo cuando existe cierta actividad física.

Se le considera un alimento proinflamatorio por la elevada cantidad de ácidos grasos saturados y porque las proteínas que contiene son precursoras de prostaglandinas de tipo 2, como el ácido araquidónico que es un potente proinflamatorio. De hecho la carne roja se prohibe en enfermos de artritis y de otras enfermedades inflamatorias.

Si nos gusta la carne, pero tenemos problemas inflamatorios tenemos como opciones la carne blanca (conejo, pollo, pavo y aves en general) y los substitutivos de la carne como el tofu y el shiitake.

Recuerda que cada persona es un mundo, así que no inicies una dieta sin carne roja sin antes haber consultado con tu médico.

Nos vemos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...