Zumo Antiinflamatorio


Cuando se tiene un problema inflamatorio y se opta por remedios naturales se ha de tener claro que todo lo que se coma y se beba ha de contribuir a la antiinflamación y en ningún caso promover la inflamación. Esto aplica hasta a un simple zumo de desayuno.

La "receta" que explicaremos aquí es extremadamente simple y muy recomendable para tomar con el estomago vacío, preferiblemente dos veces al día (por la mañana en ayunas y a media tarde un poco antes de la merienda). Lo mejor es que una vez tomemos este zumo lo "dejemos tranquilo" 15 minutos en el estómago antes de comer o beber algo más.

La receta es tan tonta como juntar zumo de piña (sobretodo natural y sin azúcares añadidos) con cúrcuma, jengibre y una pizca de pimienta negra. Las medidas son personales para cada uno en función de como acepte el sabor de cada especia. Lo ideal sería partes iguales de cúrcuma, jengibre y pimienta, pero sería demasiado jengibre y demasiada pimienta para un zumo. Yo normalmente le pongo una cucharadita de café de cúrcuma, media ( o menos ) de jengribe y un simple espolvoreado de pimienta negra que casi no se nota.  Igualmente, id probando hasta que encontréis la relación que más os guste.

Lo interesante es ir sumando efectos antiinflamatorios pero que en ningún momento se transforme en un sacrificio. Si este zumo no te gusta ( para gustos colores ) o no te sienta bien alguno de sus componentes puedes probar con el zumo antiinflamatorio de manzana.

Recordad, como siempre, que antes de iniciar una dieta antiinflamatoria deberéis hablar con vuestro profesional de la salud para que os aconseje los pasos a seguir.

Nos vemos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...